NUESTRO BLOG

+

“Yo no soy vieja!”, nos decía mi abuela regalona en su cumpleaños nº 97. “Mientras pueda hacer mis cosas sola, no soy vieja”, explicaba. Una educación formal incompleta y recursos económicos limitados no fueron obstáculo para que ella, con valentía y una desmedida alegría de vivir, batallara por su independencia

+

Después de una buena conversación con mi papá invitándolo a que iniciara controles periódicos con un médico geriatra, pensé que sería interesante compartir más ampliamente mis reflexiones sobre los beneficios de la mirada integral de este especialista de la salud de las personas mayores. Como casi todo en la vida,